jueves, 30 de julio de 2009

fragmentos...

76

Famélico despertar.
La boca dijo algo que los ojos no entendieron.
Mis manos alcanzaron deseos de aire.
Sentimiento prófugo vuelve y se aferra.
Corazón mío, tan mío.

77

Vestigios aromas de azahar en piel.
Naranjos los pechos de miel.
Fragancia perdida entre brazos de sol y luna.
Volvimos a nacer al crepúsculo y desvanecimos al alba.
Fuimos.
Somos.
Seremos.
Sin culpas ni culpables.

78

Mirada saeta exacta.
Penetra hasta lo más hondo sin ruido ni anestesia.
Progenitores envoltorio rosado de un mundo gris.
Mentira no protege, lastima.
Muro real la vida y el sobrevivir.

79

Delicada pluma brillante, ámame.

80

Mis manos lloran al rozar la ternura que escapa de labios de fuegos neoliberales y reaccionarios característica de litigios beligerantes, soplan deletéreos e intocables sobre mares de ojos que se niegan a cerrarse los vientos de cambio que nada cambian.
Enjambre ignífero trajeado arrasa la risa. Levantémonos sueños de todos los lugares y emprendamos el viraje.
81

Sobre-acumulación frágil enemiga de la historia por venir.
Inevitable caída contradictoria.
No puedes detenerla, solo demorarla.

4 comentarios:

Rosa dijo...

Estás aquí!!!, que alegría "verte" y "verte" bien, que gustazo leerte de nuevo.
Un beso.

LA GORDA dijo...

76!

Dragon de Azucar dijo...

Yo soñé una vez con una pluma brillante, pero tampoco conseguí que me amara...

Saludos

Lao dijo...

volvimos a nacer? volvió el amor y se fué al crepúsculo?.Interesantes tus versos...muchos saludos!!