miércoles, 23 de junio de 2010

Desempaña tus ojos y verás el huracán

Desempáñate y verás que la fiebre es alta... Muy alta.
El huracán te toca y destroza tus cristales rosados.

Ocupar se castiga.
Fugar se privilegia.
Y así los dientes se van... Se van...
Perdiendo en el tiempo...

El camino hacia la “mujer de lupanar” es largo... Muy largo.
Si el fuego crece en ti, la historia besará tus sienes.

Organizar se castiga.
Entregar se privilegia.
Y así los dientes se van... Se van...
Perdiendo en el tiempo...

Desempaña tus ojos y algo latirá en ti, claro... Muy claro.
Huracán de fuego los dientes serán millones al viento.

3 comentarios:

Rosa dijo...

Sí, hay que desempañar los ojos para poder ver, pero a veces es tan dificil, verdad? Besos

José 'Azucarero' García dijo...

Todos queremos que el huracán llegue. Pero nadie quiere serlo.

Saludos

J.

JADE dijo...

solo aplausos cumpa!!!