viernes, 26 de marzo de 2010

XXIII


Fuegos azules
Fuegos amarillos
Rosas
Peces
Hoces y martillos

Bebe, niño
El fuego es de todos.
Huele y pesca
Piensa.

Los huesos
Imagen fútil.
La deformidad es una poesía
Corso-morbo.

En el desierto de la habitación
Tú eres oasis.
Tus pétalos
Brazos
Piernas...
Dispárame.

Vuelve a beber
Azul o amarillo
Niño, sin correr.

Fileteando sueños
Correntada roja
Zona libre
Sin piedra
Sin pica para mi,
Ni para todos...

Muere un árbol
Puente
Muere un niño
Muerte

Sin cielitos de rayuelas
Vaga el niño
Filosas espuelas
Las manitos.
Moradas
Manchadas
Frotan el fueguito.

En el desierto de la habitación
Tú eres oasis.
Tus pétalos
Brazos
Piernas...
Dispárame.

Sálvame...

2 comentarios:

Rosa dijo...

Oh, vaya cambio!!!, me gusta.

Tú poesía de tramos cortos pero intensos, una gozada.

Un besote.

JADE dijo...

IMPACTANTE!!! VOLVI PARA QUEDARME!!! UN GRAN ABRAZO CUMPA!!!