viernes, 5 de febrero de 2010

XXVI

Pétalos y alfombras de éter se juntan
En las manos de los que te acarician...
De los que te besan, las bocas repletas...

Tallo azul olvidando todos los vestigios de ostias caducas
Alza tu voz embriagante de bandera
De calle con ojos mil, de dientes, de hijos...

Intentarán apaciguar tu lujuria,
Tu rebelde juventud de tallo y capullo rojo,
Salmos y credos.
Y tu piel se mojará aun más...
Deshojando primaveras y no tristes margaritas...

Bésame.
Bésame.

Cada beso será un tiro a la sien
De las moralinas y etiquetas curiales.
Beberemos el vino que no es sangre
Que es pasión...

Bésame.
Bésame.
Es nuestra revolución.
Amar desubicadamente.

Dispara.

5 comentarios:

pastor4 dijo...

brindo con
vino que no
es sangre.

salud.

JADE dijo...

siempre tan elegante vos cumpa!!! un abrazo grande!!! he vuelto!!!

Rosa dijo...

Que buena revolución Juan!!!!

Besos y feliz finde.

Dragon de Azucar dijo...

'Cada beso será un tiro a la sien
De las moralinas y etiquetas curiales.'

Yo apuesto por lo mismo

Saludos

Juan Antonio dijo...

Alzo mi copa roja a su salud, inmenso poema compañero, sigamos disparando contra las sienes de las moralinas a base de besos y de actos rebeldes y hermosos.

Un abrazo enorme