jueves, 18 de junio de 2009

DESAHOGO. (Palabras X)

¿Cuánto sabe la gente sobre la verdad y la mentira, el bien y el mal, sobre el yin y el yang; sobre la gente misma, que a veces camina sin rumbo y otras tantas con puerto fijo, tan fijo que da asco? ¿Dónde terminará la gente que está esperanzada en el cambio realizado por los que no cambian, por cerebros estancados en sistemas cruentos y salvajes? Ni idea. Pero de algo estoy seguro, ellos tampoco tienen ni la más mínima idea. Porque la educación es una ramera burocratizada.

Hoy desperté con pocas ganas de aguantar a los eruditos intelectualoides, técnicos hacedores de las pavadas que confunden a la masa que sale a trabajar, pelotudos sabelotodo que arman y desarman planes para salvarnos de la muerte pronta, que acecha en mi barrio; y en el tuyo también, no? Muerte con nombre y apellido, aunque sin rostro ni sito donde encontrarla. Parca cogotuda y perfumada con vino fino y añejado. Custodiada por duendes azules y punteriles.

Hoy desperté destellante e incendiado por el calor de lo que nadie dice, por las “entrelíneas” de los iluminados radiales y televisivos que se meten en la mente de todos, sí, de todos y todas, creando un pensamiento único, inventando la felicidad en la tristeza, el amor en el odio, la verdad en la mentira, la enfermedad en la salud. Siempre favoreciendo a la “vieja cosechera”.

¿Dónde estamos parados? No veo carteles indicadores...

Estamos, los trabajadores, condenados como Sísifo, a llevar una piedra en la espalda.

“Cuando el niño llegó a la casa, la madre lo miró y no dijo nada. El párvulo, al ver a la madre sin palabras de bienvenidas, interrogó. ¿Por qué el silencio? La mujer enmudecida rompió en llanto y sus lágrimas helaron su cara, entonces el hijo comentó, qué frío hace aquí dentro. La madre respondió que no había prendido la estufa. ¿Por qué? Preguntó, el niño. Pues no queda carbón, dijo la mujer. Insistió, Javier. ¿Pues por qué no hay carbón? No ha quedado plata en la lata. El niño, como todo infante, siguió preguntando. Madre ¿Por qué no hay más dinero? A tu padre lo echaron de la mina, del trabajo, sin pagarle un peso. ¿Y por qué lo han echado si es un buen trabajador? Porque al patrón le sobra el carbón.”

Hoy me levanté y este relato fue lo primero que leí. Todo no es lo que parece, ni todo parece lo que es. El relato es del siglo IXX, y no sé por qué, en el momento de terminar creí que era una noticia de “El Obrero Internacional” o de “Prensa Obrera”, sobre la crisis financiera internacional, pero no. Era la verdad que venía a recordarnos lo que somos... Parte de una clase, la clase trabajadora.

El relato deja ver con claridad, qué es una crisis capitalista y quiénes son los que terminan pagándola.

Todo lo que sobra allá, falta acá. Y viceversa.

Hoy desperté...

Desperté y luego de un rato, me encontré con “Ilusión” y Lao; y aprendí que “Lo que duele, duele tanto, que te muele el corazón”.

A mi me muele el corazón que a millones le falte lo que le sobra a unos pocos...

14 comentarios:

Corto Maltes dijo...

Que duro este mensaje. Aveces los problemas que nos rodean nos convierten en sordos, mudos y ciegos de la realidad que nos rodea. Estamos embutidos en una sociedad absolutamente capitalista que nos convierte en gente que pelea por sobrevivir divididos de nuestros vecinos y amigos. Cada uno por su cuenta envidiando al que está arriba y teniendo compasion por el que esta debajo.Yo me quejo de todo esto, escribo estas lineas siendo conciente de que el sistema funciona asi porque gente como yo no hace nada por cambiarlo. Refugiandonos en un voto a algun candidato que promete cambiar las cosas para que nos de una pequeña liberacion de conciensia, que nos haga sentir un poquito mejor. Pero negamos ver la realidad que dice que para llegar a ser candidato a cualquier cosa en politica debes estar amoldado 100 por cien al sistema y por lo tanto solo lograrán (en el mejor de los casos) un pequeño alibio del un mal mucho mayor que no termina de curar nunca, que ciertos tipos no quieren curar nunca.

((Cioran el pirata)) dijo...

Pase a saludarlo y a agradecerle sus palabras.
Espero encontrarlo a la vuelta.
Este lugar siempre ha sido un lugar recurrente para mi,

Yo suelo despertar con ganas de no despertar…
los vivos son mas vivos…
los pobres mas pobres…

heller habla de números..
carrio denuncia
Narváez tiene un plan…

No les escuche una sola propuesta, a las personas parece importarle solo el día a día, lo cotidiano, existe una deserción escolar de mas del %100 y no es tema….

Un abrazo.

Mar Herar dijo...

siempre me siento en esa misma incògnita como la del niño, porq hay gente q tiene todo y hay otra q no tiene nada? porq somos nosotros quienes sustentamos a este sistema corrupto y voraz, porq permitimos q nos como a peazos sin hacer nada??
Porq este eterno letargo?
No lo sè...

JADE dijo...

QUE BIEN SINTETIZÁS LO QUE UNA MENTE ANIÑADA SUELE INTERROGAR!!! RESPECTO A LO QUE ME PEDISTE... TOMALO... EL AMOR SE COMPARTE Y UNA DECLARACION TAMBIEN!!! UN ABRAZO GRANDE JUAN MANUEL!!!

SuSaNiTa dijo...

"...Porque la educación es una ramera burocratizada."

Tremendas palabras, dignas de ser leídas. Esta publicación ha llegado profundo. Gracias por compartirlo!! Y gracias por el comentario.

Salud!!

Mónica dijo...

Si. Injusticias que han existido desde los inicios de los hombres!! Siempre en la historia hubieron jerarquías...

Bss. Muy bueno y duro el relato del niño.

Me gustó conocer tu blog. Nos vemos.

Paula (Bera) dijo...

Cuánto dolor provoca la realidad.
Mientras te leía, y me transportaba a la mirada de un niño, te juro que se me encogía el alma.
Y no pude comentarte en el momento que lo vi, por estar trabajando y no quería que fuera una respuesta sencilla para un tema que me llega por ser una integrante más de esta maldita sociedad.

Mirando en cosas que recibo de gente amiga, encontré este texto y me acordé de tu post y quise compartirlo con vos.

Poema Niños Pobres Y Niños Rico
(Víctor Corcoba Herrero)

Los niños del mundo pobre,
se les recluta para ser escudos,
se les arma para ser guerreros,
se les adoctrina para ser leones,
y a cambio de pan, reciben odio,
que les mutila la sonrisa del alma.

Los pobres niños del mundo rico,
abandonados a sí mismos
y a sus instintos del vicio,
viven tan ociosos como vacíos,
entre computadoras
que hablan,
pero no sienten,
en una casa donde los padres
viven cada uno a su manera,
sin tiempo para sus hijos,
sin deber educativo alguno,
tan sólo el derecho
a traerle una cosa cada día.

Ante preocupante atmósfera,
dispongo y propongo,
por orden del corazón,
acorazado por el desorden,
lo que sigue:
Que al niño se le trate como niño,
que los padres multipliquen el amor,
y que el mundo divida los panes.

Porque…
la familia debe ser para los niños,
el primer latido de paz,
y el mundo,
el primer verso de amor.

Te envío un fuerte abrazo para que lo compartas con tu familia.

Lao dijo...

Un mensaje fuerte y tan real! A mí me duele que se vendan logros a los niños sobre todo...a los que no llegarán. Se venden para satisfacer posturas políticas, mercados inexistentes, vanidades de los "copiosos papanoeles prometedores" o satisfacer enormes capitales que pretenden manejar al humano. PERO LA ESENCIA DEL HOMBRE ES TAN PODEROSA QUE FINALMENTE NO SERÁ MANEJADA. Un abrazo fuerte!!

Dragon de Azucar dijo...

Yo a veces me levanto preguntádome, ¿para qué caraj# me despierto hoy? Si todo sigue igual o peor que ayer. Y mi grano de arena se pierde, irremediablmente, en el mar de la indiferencia.

Esto es unas 7 veces a la semana.

Saludos

LA GORDA dijo...

León: Será cuestión de abrir sus fauces y deglutir cuanto pueda, cuanto encuentre en el camino, devorar la injusticia, masticar la maldad y desgarrar de una maldita vez la esclavitud.
(Si quiere yo meto la cabeza dentro de su bocaza como para que se crean que no pasara nada, que piensen que ud es mansito, jah!)

el Rafa dijo...

Mierda que la tristeza del proletariado no cambiara jamas...
Abrazo y espero pasara un feliz día.

Rosa dijo...

Que gusto leernos de nuevo.
Voy despacito porque ahora no tengo internet en casa pero vuelvo a pasear por estos lares.
Un beso y gracias por tan claro y acertado texto.

Radio Bemba dijo...

una cagada, de las cosas que te ponen la piel de gallina, como vos bien lo dijiste somos de la clase trabajadora, yo... me hago cargo mucho de lo que voy a decir, creo en la revolucion de los trabajadores, más que en la de los pseudointeligentitos... me refiero a esa gente que va a una facultad y te habla de libertad, y de revolucion leída en los libros...
a caso la gente protagonizó la patagonia revelde era universitaria?
conozco a mucha gente que se hace la liberaria teneindo a quien los banque, me parece que la revolución viene más por un pibe (por dar un ejemplo) del barrio esperanza, que pelee contra un patrón en un cindicato porque le pague las horas extras más que en un "pensador" que me diga de memoria las bases del comunismo.
soy de la clase trabajadora y por suerte somos mayoría, lo que tenemos que hacer es abrirles los ojos, y tratar de que nuestros jóvenes tengan principios, los cuales lamentablemente estamos perdiendo.
Obviamente no estoy an contra de la educación, muy por el contrario, somo que hoy se desecha la importancia que tiene un laburante, sin darle valor ... el real valor que se merece.
perdón si me escapé del tema, nada más tenía ganas de charlartelo.
saludos

Lucía... dijo...

Ultimamente no me encuentro con ganas ya ni de hablar ni escribir sobre la sociedad. A mis cortos 17 años estoy cansada de tener en la cabeza las mismas incognitas que planteas.
Soy otra de las soñadoras que se deslumbran con las ideas de Marx, creyendo en una sociedad justa, libre, con derechos y sobretodo con las bases en la educacion... Pero sabes que es lo que realmente me molesta? Lo que realmente me hierve la sangre de rabia? Darme cuenta que cada vez somos menos... Antes decian que si a los 18 no eras socialista no tenias corazon... etc. pero hoy en dia hasta personas de mi edad, mis pares, tienen una mente capitalista, abrumada por el mundo erratico en el que vivimos! Es la misma anomia que nos guia... Increible, no? Pero cierto, tan cierto que da asco! Son esas personas que, como bien dices tiene en puerto fijo. Y no los culpo, asi fueron paridos y asi moriran, probablemente muchisimo mas estables que nosotros (sin dudas). Aun asi no me arrepiento y tengo la utopia de llegar alguna vez a ese mundo maravilloso que esperamos!

Un beso con gotitas de agua! Maravilloso texto, me identifico y te entiendo!